fbpx

Blog

21 agosto, 2018

Cómo elegir un frigorífico para la cocina

Cuando pensamos en diseñar o reformar una cocina, normalmente vamos directamente a pensar en elementos como la encimera o los muebles, pero ¿qué hay de los electrodomésticos como el frigorífico?

Su elección es tan importante como el resto y más teniendo en cuenta la cantidad de modelos y prestaciones que tiene cada modelo. Por eso, es fundamental que cada uno de ellos se adapte a las necesidades de cada hogar para lo cual tenemos que tener algunos aspectos en cuenta que os desvelamos en el artículo de hoy.

Los frigoríficos cuentan con una etiqueta energética con una máxima eficiencia y un consumo mínimo. Se trata de un electrodoméstico que está enchufado las 24 horas del día y el elemento que más está representando cada mes en la factura de la luz por lo que hay que prestar especial atención a este aspecto antes de su elección. Para ello, debemos fijarnos en las pegatinas que, por ley, deben llevar todos los electrodomésticos de consumo eléctrico continuo o bastante alto, es decir, frigoríficos y congeladores, lavadoras, lavavajillas, secadoras, hornos y aires acondicionados.

Como vemos en la imagen, los electrodomésticos A+++ son los que menos consumen seguido de A++ A+ porque consumen menos electricidad, suponen un mayor ahorro energético y son más respetuosos con el medio ambiente, por lo que a ser posible, escoge frigoríficos con la máxima eficiencia energética.

También es importante que nos proporcione una descongelación rápida y automática, es decir, que sea NoFrost porque evita la formación de hielo y se consigue una mayor rapidez de enfriamiento y eficiencia energética.

El espacio de almacenamiento también es otro aspecto a tener en cuenta, ya que no será lo mismo, comprar un frigorífico para un hogar donde vive una familia con 5 personas que para una pareja que necesitará menos espacio.

Por otro lado, los frigoríficos con control de temperatura personalizada pueden ser nuestros grandes aliados, ya que además de asegurar una rápida capacidad de respuesta ante cualquier cambio de temperatura, permite una buena distribución del frío.

Muchos de los modelos actuales incluyen además cajones específicos para alimentos como carne o verduras y frutas y obtener una mayor conservación. Normalmente para la carne y el pescado, la temperatura de estos cajones está a 0º y para la verduras y las frutas entre -1º y +3ºC.

El silencio también es uno de los elementos que más se deben valorar porque los nuevos circuitos de refrigeración hacen que olvidemos ese sonido tan típico de los frigoríficos tradicionales.

Por último, podemos escoger también frigoríficos con iluminación LED para garantizar  un mayor ahorro de energía y una mejor visibilidad nada más abrir la nevera.

Por lo que desde Idecocina, como expertos en el diseño, fabricación y montaje de cocinas, te aconsejamos valorar todos estos aspectos y no sólo el precio a la hora de escoger el mejor frigorífico ya que su papel dentro de la cocina es uno de los más importantes.

Blog , , , ,
SWITCH THE LANGUAGE